Ser un buen anfitrión

cena en casa

La casa triunfa, la decoración se luce, la acogida es impecable, noble y elegante ha llegado el anfitrión de la cena.

Un anfitrión es mucho más que una persona que convida a una celebración o cena en su casa y que contrata el chef a domicilio, tiene el papel de fascinar y entretener sus invitados no solo con buen comer, sino que también con una recepción y un entretenimiento encantador.

Nacido como un personaje de la pluma de Molière, dramaturgo francés, el anfitrión es el personaje que pronuncia la histórica frase “el verdadero anfitrión es aquél en cuya casa se come” .

Que hace un buen anfitrión?

Como empieza la velada el anfitrión

En aquellos momentos especiales del año en los cuales congregamos la familia o los amigos, la primera cosa que tiene que hacer un buen anfitrión es hacer que las personas se sientan a gusto, recibiendo cada huésped personalmente.
Es todo un detalle que sea el anfitrión mismo a recibir cada invitado dándole la bienvenida con un aperitivo o algo para picar, recogiendo chaquetas y abrigos para guardarlos en un sitio cómodo y en fin acompañandole en el sitio donde están ya los otros convidados.

A pesar de haber contratado un chef privado, no está mal que sea el anfitrión a servir las primeras copas a sus comensales, puede ser el momento de la previa, la ocasión para presentar las personas entre ellas, de hablar del vino o licor elegido para empezar y demostrar atención para los detalles y sobre todo de hablar de la ocasión para las cuales están reunidos en su casa.

El buen anfitrión durante la cena

Una vez llegados a la mesa será el chef a cantar los platos pero es una bonita atención por parte del anfitriónhablar del porqué se ha elegido este tipo de menú, a cuál exigencia de los comensales se ha pensado, que eso siempre tiene que ser el enfoque de un buen anfitrión.

Mantener viva la conversación y evitar situaciones conflictivas también es una de las tareas del buen anfitrión, quizás la más delicada. Es algo que siempre ocurre, es imposible que todo el convite siempre esté de acuerdo en todos los temas de conversación, sobre todo si caen argumentos delicados para alguien de la mesa. En caso de pequeñas tensiones es deber de quién ha organizado la cena en su casa reconciliar los ánimos con una broma inteligente o cambiando de tema.

El buen anfitrión al final del convite

Y al final de la noche también el buen anfitrión será quien se encargue de despedir cada invitado, de preguntar su opinión sobre el covite y sobretodo de agradecer su presencia.

Si estás en búsqueda de un chef a domicilio para tu cena con amigos preparada por un profesional con un menú acertado estas a un clic de

Autor: Manuela Pirrone para URBAN CHEFS