Finger food: alta cocina, formato mini

menu para compartir

Se ha puesto de moda hace algunos años en los ambientes más cool y ha llegado para quedarse: hablamos de finger food, una de estas tendencias foodie que no parece conocer crisis. Los mejores chef privados se han puesto a prueba con los menús finger food para crear verdaderas obras de arte culinaria que consiguen un mix perfecto entre diseño y gusto, y la verdad es que cuando se quiere lograr el efecto de un buffet elegante no hay nada mejor de un buffet finger food preparado por un chef privado en el mismo sitio. De hecho unas de las mayores ventajas de un menú finger food preparado in situ por un cocinero a domicilio es que se evita que el trasporte de la comida pueda comprometer la obra de diseño del pequeño plato. Pero cuando se está pensando en organizar una cena en casa con finger food la primera duda que se suele tener que resolver es esta:

¿Cual es la diferencia entre un menú finger food y un pica pica?

El pica pica es más bien un aperitivo donde hay cositas que toman con los dedos como brochetas, olivas, chupitos… todo esto solo es un entrante a la comida de verdad, y no suelen ser platos, son pequeños bocado para empezar donde no hay necesidad de usar cubiertos. Cuando hablamos de finger food el concepto de picoteo sube mucho de nivel:son verdaderos platos, solamente en formato mini. Los mejores chef a domicilio han realizado mini-platos diseñados con mucho cariño, porque en estos casos la belleza no es una componente secundaria; al revés, lograr que un plato sea una pequeña y preciosa reproducción en miniatura requiere maestría en la cocina. Pensar por ejemplo en una mini-tatin o en un mini-burger con su mini-secreto de cerdo, no hacen pensar en la elegancia de un bonsai?

Finger food: literalmente comer con los dedos, o no?

Otra consideración que hay que hacer sobre un menú finger food, es que siempre conserva su natura glamourosa. Al poder reproducir platos como el risotto en una cocotte pequeña, también es posible servirlos con pequeña vajilla y hacer que la cantidad de comida a comer con los dedos en realidad sea mínima, y evitando que el invitado se ensucie las manos.

No solo gusto, el finger food llega más lejos

Lo divertido de un menú finger es que no involucra solo el sentido del gusto. Los chef profesionales intentarán lograr un efecto colorido y agradable a la vista, un olor que sea caracterizarte, una textura que cambie de plato en plato para poder disfrutar de varios matices durante la cena, toda una fiesta para el paladar!

Ventajas de un menú finger food

Ese peculiar tipo de comida es muy versátil en cuanto a cantidad. Al ser mini-platos se puede preparar tanto para 4 personas como para 50. Os imagináis una boda intima en la casa de verano y con 75 invitados? Con el finger food lo podéis lograr y sin perder en calidad. Otro punto a su favor es la variedad. Un menú finger food puede estar compuesto de más de los clásicos 3 platos, garantizando así una divertida experiencia gastronómica; vuestros invitados podrán probar más variedad de sabores y texturas, y si desafortunadamente un comensal sufre alguna alergia es mucho más fácil de sustituir un plato por otro. En último un menú finger food puede tocar la cocinas de varias partes del mundo: un risotto estilo italiano puede ser seguido por pastelito de cordero y por una lemon pie de carácter inglés; decides tú! Si estás pensando una comida para compartir a base de un finger food de alta calidad preparado por un chef a domicilio estas a un clic de reservar nuestros menús

Autor - Manuela Pirrone para URBAN CHEFS